Blog     Artículo
¿Tu startup será un éxito o un fracaso?

¿Tu startup será un éxito o un fracaso?

Cuando inicias un emprendimiento, poner a prueba las ideas iniciales es una de las tareas más importantes de cualquier startup. Sin embargo, los clásicos estudios de mercado suelen ser costosos, las encuestas tienen bajas tasas de respuesta y, si te dedicas a sondear a la gente que conoces, lo más probable es que te den las respuestas que piensan que quieres escuchar.

Entonces, ¿cómo puede un empresario con pocos recursos obtener retroalimentación sobre un concepto que está gestando? Y es que confirmar si realmente hay demanda para un producto, determinar cómo los usuarios prefieren recibirlo y cuánto pagarán por ello, entre otros, es fundamental. Para ello existen algunas maneras de validar tu concepto y modelo de negocio que te ayudarán a definir una dirección correcta para el futuro.

Golpea el pavimento: Para algunos empresarios, tener un acercamiento directo con sus clientes puede ser de mucha utilidad. Por ejemplo, alguien que desarrolle un producto o servicio puede ir de puerta en puerta explicando qué es lo que hace y preguntando a los vecinos qué piensan al respecto. ¿La única inversión además del tiempo? Un poco de café y un par de botas. Sin duda, ésta es una buena alternativa antes que pagar mucho dinero en un estudio de mercado que ni siquiera sabes con certeza qué tan efectivo será.

Únete a un programa: Gracias a las aceleradoras, incubadoras y otros programas que continúan creciendo en popularidad, prácticamente cualquier emprendedor puede encontrar una iniciativa que le proporcione asesoría gratuita y le permita validar sus conjeturas. Hoy, prácticamente todas las ciudades cuentan con un programa para emprendedores. No son pocos los directores de empresas que se han inscrito a estas iniciativas para refinar sus ideas de negocios, pues les permiten conocer personas con amplia experiencia en el campo. Con frecuencia, estar en un programa así y recibir retroalimentación es ideal para validar una idea, saber si se está dispuesto a pagar para solucionar un determinado problema, y cuánto, etc.

Encuentra un mentor: Sin duda, una de las mejores recomendaciones al iniciar un negocio es hallar un mentor que proporcione una guía y retroalimentación imparcial. Es fácil encontrar gente que te diga exactamente lo que quieres escuchar, pero muy difícil encontrar gente con experiencia que te respete y sea clara y honesta contigo, aunque duela. Amplía tu red de contactos para encontrar a la persona adecuada.

Rastrea contactos de tu industria: Quienes tienen una startup deberían buscar aportes de colegas de la industria. Entrar en contacto con ellos, podría permitirte crear tu propia red de colaboradores y clientes que te den retroalimentación transparente y te permitan darle forma a tu estrategia inicial.

Pon a prueba la popularidad de tu idea: Lanza versiones beta de tu producto o servicio para que los usuarios las prueben. Una táctica popular es crear una página web que ofrezca una vista previa del producto y, con Google AdWords, monitorear los clics. Esos números pueden ayudarte a saber si tu propuesta resuena lo suficiente como para tomar el siguiente paso.

Ofrecer una vista previa de tu oferta es fundamental para obtener opiniones reales de los usuarios. Sin importar qué tan complejo sea lo que planees construir, resiste el impulso de perfeccionar hasta el último detalle antes de buscar retroalimentación. Recuerda: entre más temprano comienzas a recibirla, más tiempo tendrás de tomar la dirección correcta.

Pregúntalo todo: Algunas preguntas dirigidas a las personas adecuadas pueden proporcionarte información valiosa. Trata de preguntar a tus colegas, mentores y clientes potenciales lo siguiente:

1. ¿Tienes el problema y/o la necesidad que este producto/servicio/idea pretende solucionar?

2. ¿Consideras que este producto/servicio/idea realmente soluciona el problema?

3. ¿Consdieras que este producto/servicio/idea es un aporte importante en la solución del problema o su disminución?

4. ¿Pagarías por este producto o servicio? Si es así, ¿cuánto? Si no, ¿por qué no?

5. ¿Qué otros productos o servicios que actualmente llenan esta necesidad para usted?

6. ¿Cómo modificarías o mejorarías este producto/servicio/idea?

 

Fuente: Soy Entrepreneur

¿Te pareció interesante éste artículo?

Escrito por Cristián Yoma Schrader

CEO de Rindegastos.
Amante de la tecnología e Internet. Socio fundador de plataformas web como www.rindegastos.com, www.duemint.com y www.reqlut.com.

Suscríbete al Blog

Únete a los miles de suscritos y entérate de lo último relacionado a Rindegastos y al mundo TIC.

Búsqueda
Relacionados
Bienvenidos al Blog de RindeGastos
Apr 02, 2015
La mejor solución
Apr 05, 2015
3 rápidos pasos para no ahogarte entre papeles, boletas y documentos
Apr 10, 2015
Populares
4 buenas prácticas para rendir gastos menores con boletas
Mar 14, 2018
Fondos por Rendir & Fondos Fijos
Dec 19, 2017
Caja chica: la importancia del manejo adecuado en las empresas
May 28, 2018
Redes
2019-06-19 03:36:37